• CasoWallace

Ex pareja de "La Barbie" narra como secuestraron y asesinaron a su víctima.

Hugo Alberto Wallace estaba tirado en el piso de un departamento en la calle Perugino de la colonia Extremadura Insurgentes. Cuatro hombres lo golpearon y patearon hasta que comenzó a convulsionarse. Nadie escuchó los gritos de dolor, los quejidos, las súplicas, ni los golpes. Se perdieron entre el ruido que provocaba el fuerte volumen de la televisión que encendió César Freyre. Así relató Juana Hilda González Lomelí la forma en que el empresario Wallace Miranda perdió la vida la madrugada del pasado 12 de julio de 2005. El mismo día que lo secuestró la banda de Freyre Morales.


En su declaración ministerial, ante las autoridades de la Procuraduría General de la República (PGR) Juana Hilda, la joven bailarina del grupo Clímax, confesó que ella fue el anzuelo para atrapar a Hugo Alberto. Aseguró que lo hizo porque, con el dinero que iba a recibir su pareja, César Freyre, como rescate, se casaría con ella y le compraría una casa. La familia de la víctima les pagaría sin problemas pues, ella sabía, él era hijo único y ellos eran dueños de colegios.


En el expediente PGR/SIEDO/UEIS/146/2005 Juana Hilda reconoció que con engaños hizo que Hugo Alberto fuera hasta el departamento en el que finalmente fue asesinado. Le dijo que un foco estaba fundido y lo invitó a pasar al lugar en el que no había luz.


Una vez dentro del lugar, la joven cuenta que César Freyre y Jacobo Tagle, sorprendieron al empresario. Los sujetos llevaban puestos unos pasamontañas para evitar ser reconocidos. Y mientras ellos trataban de someterlo, del baño salieron los hermanos Tony y Alberto Castillo Cruz, así como la novia de Jacobo, de nombre Brenda, quienes ayudaron a controlar al empresario.


Juana Hilda recuerda que Hugo Alberto se revolcaba en el piso y daba golpes con los pies, para evitar que lo sometieran. Pero la fuerza de los cuatro agresores terminó por vencerlo. “Lo tenían sujeto del cuello, ya que le atravesaron un brazo por el mismo y lo golpearon en diversas partes, hincándolo, por lo que lo vendaron de los ojos, con vendas de tela, así como las manos, pasando sus brazos para atrás” relató Juana Hilda.


Continuó: “Jacobo le ordenaba que se callara ya que Hugo Alberto se quejaba mucho por lo que prendieron la televisión elevando el sonido de ésta para que no se escuchara”. Hugo Alberto comenzó a convulsionarse. El hermano de Tony intervino y aseguró que le había dado un infarto por el susto de saber que estaba secuestrado.


Así lo declaró Juana Hilda González el 8 de febrero de 2006, después de enterarse que su pareja huiría del país junto a otra mujer. Juana Hilda fue sentenciada a 78 años y 9 meses de prisión por el secuestro de Hugo Alberto Wallace Miranda.


Fuente: http://www.cronica.com.mx/notas/2006/246085.html


3241 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo