• CasoWallace

Lo que no sabías de la infancia de Hugo Alberto Wallace, hijo de la famosa activista

Este #DíaDelNiño queremos que conozcan un poco de la infancia de Hugo Alberto Wallace, hijo de la activista Isabel Miranda de Wallace.


Hugo nació un 12 de octubre del año 1969, en una familia llena de amor, creció rodeado de su familia, sus tías y tíos lo amaban, fue el primer sobrino que tuvieron. Lo recuerdan como un niño muy alegre, juguetón y activo, corría para todos lados riendo y sonriendo.


Desde muy pequeño mostró fascinación por la música, cantaba todo el tiempo y por esto sus padres le regalaron una pequeña guitarra, jamás se separaba de ella, daba conciertos nocturnos cuando su familia iba de visita, pequeñas presentaciones dignas de un pequeño de 3 años. Recuerdan que se le veía desde temprano junto a su guitarrita, en ocasiones daba conciertos mañaneros para despertar a sus papás.


Al igual que con la música Hugo era fanático del deporte, mostró particular interés en el fútbol americano, se enamoró de él a temprana edad y jamás dejó de practicarlo. Sus padres notaron su habilidad en este deporte y en cuanto tuvo la edad suficiente lo inscribieron en un equipo local. Entrenaba todos los días, no faltaba a ningún entrenamiento, a menos que estuviera realmente enfermo, su constancia y dedicación eran ejemplo para sus compañeros.


Recuerda la familia Wallace Miranda que durante sus partidos, en las gradas estaba toda su familia, sus tíos, sus tías, sus abuelos y sus padres, todos gritando su nombre y celebrando cada que anotaba un touchdown. Nadie en toda la grada gritaba tanto como la familia Wallace. Los padres de Hugo, el señor Enrique y la señora Isabel, apoyaron la carrera deportiva de su hijo tanto que cuando el creció tuvo su propio equipo de fútbol americano y era coach de pequeños que, como él, amaban este deporte.


Lamentablemente Hugo Alberto ya no pudo disfrutar de la música ni de jugar fútbol americano, el 11 de julio del 2005 una banda de secuestradores lo privó de la libertad y de la vida. La familia Wallace Miranda desde ese día busca justicia para Hugo y para las miles de víctimas de secuestro que son ignoradas por las autoridades.


Es por Hugo pero también por ellas que no podemos quedarnos callados ante las injusticias, ante los intentos de los criminales por evadir su responsabilidad, por sus intentos de salirse por con la suya. No podemos permitir que más historias como la de Hugo Alberto Wallace se repitan.

3068 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo