• CasoWallace

Recordamos a los que a causa de la violencia no estarán acompañándonos esta Navidad

Se acercan las fiestas de fin de año, una época en extremo dolorosa para aquellos que han perdido a un ser querido quien no estará para acompañarlos a la mesa para esta Navidad.


Mientras que secuestradores, feminicidas y asesinos desalmados cenarán tranquilamente a costa de nuestros impuestos y sobre todo, tendrán la oportunidad de abrazar a sus madres y seres queridos, sus víctimas no tendrán esa misma oportunidad.


Peor aún, en un país manchado por la sangre y la impunidad miles de familias recibirán las fiestas con un profundo dolor, sabiendo que los asesinos de sus hijos, padres y hermanos siguen sin recibir el castigo que merecen, que de hecho continúan libres y con la confianza de seguir dañando a inocentes.


Hoy hacemos un llamado para que no olvidemos a las víctimas. Mientras llegamos al termino de otro año marcado por la gran violencia que lacera nuestro país, debemos recordar que las víctimas de secuestro y del resto de delitos no son estadísticas, no son números fríos, son historias de vida truncadas por la perversidad de otros. No se debemos normalizar la violencia.



A todas las autoridades encargadas de la procuración e impartición de justicia les pedimos que no sean insensibles ante las familias, que se pongan por un minuto en su lugar y trabajen para darles justicia.

No hay nada con lo que puedan regresarles a sus seres amados pero sí pueden darles la certeza que aquellos que destrozaron sus familias tendrán una sanción y que no volverán a dañar a nadie más.

3276 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo