Los jueces sentenciaron a César Freyre Morales (131 años), Juana Hilda González Lomelí (78 años y 9 meses) y los hermanos Tony y Alberto Castillo Cruz (93 años) por el caso de Hugo Alberto Wallace.

Los otros integrantes de la banda: Brenda Quevedo Cruz y Jacobo Tagle Dobín, siguen como procesados ya que, a pesar de que sus cómplices han ratificado por separado cómo fue su participación en el secuestro y homicidio de Hugo Alberto, han utilizado la estrategia de alargar el juicio con apelaciones, revocaciones, amparos, revisiones, etcétera. 

 

Todo ello, más por estrategia mediática y defensista, que con argumentos sólidos y pruebas de su inocencia. 

En específico Brenda Quevedo, quien ha denunciado tortura, pero la CNDH comprobó que tuvo lesiones autoinflingidas y además, la PGR le realizó también el Protocolo de Estambul y ambas dependencias determinaron que Quevedo Cruz NUNCA fue torturada. 

 

Estamos seguros que se valorarán todas las pruebas existentes y ellos dos también serán sentenciados, pese a que recurran a mil argucias. El caso tiene tanta abundancia de prueba que será imposible que algún juez emita sentencia para dejarlos en libertad.

Todos los integrantes de la banda criminal responsable del  secuestro y homicidio de Hugo Alberto Wallace tienen lazos con el crimen organizado, como el cártel de Tijuana, los Beltrán Leyva, la Unión Tepito y la Reina del Pacífico.   

1/1
Juana Hilda González Lomelí
Tony Castillo Cruz
Alberto Castillo Cruz